CARAVANA SUDAMERICANA POR LA PAZ Y EL RECONOCIMIENTO DE ARTSAJ

Más de mil autos vestidos con los colores de las banderas de Armenia y Artsaj recorrieron las calles de Buenos Aires en una caravana que finalizó con un acto cultural en la Plaza Armenia de Palermo, a metros de la Cruz Armenia, el sábado 31 de octubre por la tarde.



Los armenios de Buenos Aires expresaron su pedido de paz y el reconocimiento de Artsaj, República proclamada en 1991, exhibiendo en sus automóviles calcos y pancartas referidos a la movilización y, con notorio orgullo, sus banderas, en una caravana que parecía interminable.



La actividad inició con una concentración frente al aeropaque Jorge Newbery, desde donde partieron su marcha 984 vehículos -a los que se sumaron muchos más durante el recorrido- pasando por la Facultad de Derecho de la UBA y la residencia del Embajador de Turquía.



Los participantes se fueron acomodando de manera ordenada en los alrededores del parque, haciendo destacar los colores de sus banderas en cada rincón del mismo, para dar inicio a un acto artístico.



El acto comenzó con los himnos nacionales de Argentina, Armenia y Artsaj. Seguidamente, el primado de la Iglesia Apostólica Armenia para la Argentina y Chile, arzobispo Kissag Mouradian, invitó a los presentes a cantar el Padrenuestro y reiteró el mensaje del pueblo armenio que quiere la paz y no la guerra.



Hubo presentaciones en vivo de música y danzas, y mensajes de personalidades nacionales e internacionales que se adhirieron al pedido de paz en Armenia y en Artsaj.


Los presentes fueron sorprendidos por los videos de Hovik Keuchkerian, desde España, Ara Malikian, desde Méjico, Ara Gevorgyan y Serj Tankian que se hicieron presentes en la actividad a la distancia. El argentino León Gieco también se sumó al pedido de paz en un video muy emotivo.


Entre los números artísticos, tres jóvenes pertenecientes a la colectividad armenia de Buenos Aires interpretaron las canciones patrióticas "Haier miatzék","Hai kacher" y "Kedashén" acompañadas por música en vivo. Luego, más músicos se sumaron con sus interpretaciones de dos canciones en memoria de los caídos en la guerra que hoy se sigue librando en Artsaj y Armenia. Más tarde, jóvenes bailarines de los conjuntos de danzas de la comunidad armenia se unieron para interpretar las danzas guerreras de Kocharí y Pert-Bar, con una torre-fortaleza desplegando la bandera de Artsaj.



El presidente de IARA, Sergio Nahabetian, dirigió un mensaje a los presentes y manifestó que ya es hora de que como ciudadanos argentinos y como una comunidad centenaria trabajemos para el reconocimiento de la independencia de Artsaj, cada uno desde su lugar, sin conformarnos sólo con que se solidaricen con nosotros por la situación que padecen los armenios de Artsaj, ni que nuestros legisladores declaren su preocupación.

Dando fin al acto cultural, que se destacó por la unión de una colectividad que salió a manifestarse de manera pacífica pero con firmeza en su reclamo contra los ataques de Azerbeiyán y Turquía a los armenios de Artsaj, Nahabetian agradeció a los presentes y en especial a los jóvenes organizadores de la caravana por su voluntad y expedición, expresando su confianza en que la continuidad de la labor de la armenidad en Buenos Aires está asegurada.



Luego de reiterar la necesidad de contribuir con la lucha por la supervivencia mediante el aporte de donaciones al Fondo Nacional Armenia y la realización de acciones humanitarias, el arzobispo Kissag Mouradian cerró la actividad con el rezo del Padrenuestro y sus bendiciones para la nación armenia.



El mismo reclamo se realizó de manera sincrónica a lo largo y ancho de todo el país y en Uruguay, Chile y Brasil, siempre al grito de Hajtelu enk (venceremos).



© 2017 Secretaría IARA
 

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • w-facebook