© 2017 Secretaría IARA
 

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • w-facebook

Exposición y agasajo a las docentes que se capacitaron en el Zarmanazán

September 18, 2018

El jueves 13 de septiembre, IARA reunió a las docentes de los colegios armenios que viajaron a los Alpes Franceses para participar del programa de capacitación Zarmanazán organizado por la Fundación Calouste Gulbenkian para que cuenten su experiencia y transmitan lo trabajado a los miembros de las instituciones.

 

Khatchik DerGhougassian, actual presidente de IARA, abrió el encuentro expresando su satisfacción por el avance del proyecto.

Alicia Nerguizian, directora general del Instituto Educativo San Gregorio El Iluminador, hizo un repaso por cómo se gestó el proyecto educativo. Explicó que ya empezaron a realizar distintos equipos de trabajo para la futura visita de las expertas en educación de la Fundación Gulbenkian. Contó también que además del seminario, las expertas van a hacer dos recorridos por cada colegio. Además, comenzaron a trabajar en un futuro formato para oficializar la enseñanza del idioma armenio.

Las docentes Sona Oganian (Instituto San Gregorio El Iluminador), Gabriela Guezikaraian (Instituto Marie Manoogian), Aregnaz Margosyan (Colegio Arzruni), Luciné Ianikian (Colegio Mekhitarista), Julieta Puppo (Colegio Armenio Jrimian), Natalí Kevorkian (Colegio Armenio Jrimian y Colegio Mekhitarista) y Verónica Antonópulos (Colegio de Vicente López), entre exposición y repreguntas con los presentes, explicaron que la capacitación Zarmanazán es por un lado un campamento para chicos (10 a 24 años) y por otro lado una capacitación a los docentes. Eran 150 personas en total. La idea era "revitalizar la lengua", una lengua que está en peligro de extinción, y todos se comunicaban en armenio.

Los jóvenes trabajaban en distintos talleres culturales variados (música, literatura, teatro) no sobre temas armenios necesariamente, pero sí comunicándose en armenio, con guías de apoyo. Los talleres cambiaban semanalmente y los chicos iban rotando y eligiendo el que quisieran. Los docentes observaban los talleres y analizaban cómo trabajaban los jóvenes, que contaban con un piso de nivel de armenio básico. La distribución en las habitaciones de los chicos estaba organizada y seleccionada para que entre ellos también hablaran solo armenio al no tener otro idioma en común, al igual que los lugares al momento de comer o de viajar.

Se presentó la plataforma educativa gratuita "Google Classroom", un nexo entre profesores, padres y alumnos para agilizar procesos de comunicación, simplificar y distribuir las tareas, así como también evaluar progresivamente a los estudiantes. También se presentó la herramienta "EDpuzzle", para crear video-cuestionarios de evaluación, que sirve para editar y crear videos, con posibilidad de agregar preguntas y notas de voz, entre otros. Permite el rol del aula invertida, con un mejor uso del tiempo en el aula.
 

Contaron que al final del día se realizaban jornadas de aprendizaje de un idioma nuevo, en este caso el griego. Esto les permitía entender los procesos de conocimiento y aprendizaje de nuevos idiomas. Se trabajaba en círculo, con énfasis en la oralidad y no en la escritura. También tuvieron clases de lengua y gramática armenia.

Por último se relató la estructura pedagógica del "trabajo por proyectos". El alumno funciona como centro del proceso de aprendizaje, ya que los temas parten de la motivación y el interés de los jóvenes. El alumno es quien produce el saber, guiado por el docente. Se diferencia 'enseñar' (transmitir el conocimiento de alguien que sabe a otro que no) del 'adquirir' (parte del proceso de aprendizaje, incorporar y apropiarse del saber, el docente no imparte sino que orienta la búsqueda). El cambio tiene que ser pasar de enseñar solo la linguística a trabajar en un proyecto, algo que se puede compartir con un otro, colaborativo. Se habló de la heterogeneidad del aprendizaje, no separar por niveles sino brindar a cada alumno lo que necesite, para que recorran distintos caminos para llegar al mismo lugar.

Sobre el final, hicieron un llamado a las instituciones para que empiecen a pensar en cómo van a ayudar y a generar nuevos espacios para mantener el idioma. Se discutió sobre la posibilidad de replicar un campamento similar con los alumnos de los colegios armenios de Argentina, pero las docentes explicaron que no funcionaría de la misma manera porque no se generaría la misma 'necesidad' de hablar armenio si todos compartieran el mismo idioma castellano. Terminada la exposición, se realizó un brindis de honor en agasajo a las docentes.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload