© 2017 Secretaría IARA
 

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • w-facebook

COMUNICADOS / PRENSA

12/9/2018

No a la relativización del Genocidio Armenio

Ante las declaraciones públicas de la Diputada Nacional Dra. Elisa Carrió de la semana del 3 de septiembre, ponemos en conocimiento de la opinión pública nuestra inquietud por la referencia al Genocidio Armenio, crimen de lesa humanidad y por lo tanto imprescriptible, en un contexto ajeno al que debe ser tratado.

El Genocidio de 1915-1923 perpetrado contra el pueblo armenio por el Estado turco es un tema muy sensible para el colectivo armenio por tratarse de un crimen que aún no ha sido reconocido por Turquía.

Sus expresiones sorprenden por tratarse de una persona conocedora del tema y con una vasta formación filosófica e histórica sobre cuestiones de discriminación.

Las instituciones integrantes de IARA que adhieren a este comunicado consideran que dichas expresiones podrían llegar a ser utilizadas para reforzar las prácticas de relativización, banalización y negación del Genocidio Armenio, que lleva adelante hasta hoy el Estado turco.

Sabiendo bien la posición de la Señora Diputada en defensa del reconocimiento del Genocidio Armenio, se ha solicitado un encuentro con ella y quedamos a la espera de su respuesta.

 

 

Instituciones que adhieren:

 

Agrupación Scout Antranik; Agrupación Scout Ararat; Agrupación Scout San Vartán; Asociación Civil Armenia de Beneficiencia para América del Sur “HOM”; Asociación Cultural Armenia; Asociación Residentes Armenios de Mar del Plata; Cámara Argentino Armenia de Industria y Comercio; Cátedra Armenia de la Universidad Nacional de Rosario; Colectividad Armenia de Córdoba; Colectividad Armenia de Rosario; Deportivo Armenio; Fundación Arzoumanian; Fundación Armenia; Fundación Memoria del Genocidio Armenio; Fundación Educacional Vicente López; Institución Administrativa de la Iglesia Armenia - Centro Armenio de Argentina; Jóvenes del Centro Armenio; Liga de Jóvenes de la UGAB; Logia Ararat; Organización Demócrata Liberal Armenia; Organización Juvenil de la Iglesia Apostólica Armenia; Unión Compatriótica Armenia de Marash; Unión Cultural Armenia Sharyum; Unión General Armenia de Beneficencia; Unión General Armenia de Cultura Física “Homenetmen"; Unión Juventud Armenia; Unión Patriótica Armenia de Aintab; Unión Residentes Armenios de Hadjín.

23/8/2018

A cien días de un nuevo comienzo

Al cumplirse los 100 días de la asunción del primer gobierno parlamentario armenio, establecido en virtud de la reforma constitucional de 2015, la Instituciones Armenias de la República Argentina (IARA) lo saludamos, augurándole éxitos en esta nueva etapa de la República de Armenia.

Como descendientes de sobrevivientes del Genocidio Armenio que encontraron favorable acogida en la República Argentina, integrándose, pero manteniendo a su vez su identidad y vínculo con la Madre Patria con plena libertad, nos enorgullece el carácter pacífico del cambio de gobierno por la voluntad de la movilización popular, así como la madurez de la dirigencia política evidenciada al evitar la repetición de la represión de 1996 y, sobre todo, la tragedia de 2008.

Entendemos que el sistema institucional del estado, y en particular el poder legislativo, pese a sus debilidades, ha demostrado la solidez necesaria, como para buscar soluciones consensuadas, evitando enfrentamientos e intransigencias. En este sentido merece destacarse la conducta del Primer Ministro electo por la Asamblea Nacional, Nikól Pashinian, al conformar un gobierno que incluye a todas las fuerzas políticas representadas en el poder legislativo. Asimismo, resulta satisfactoria la labor que desarrolla la comisión que debate la reforma de la ley electoral, con miras a las próximas elecciones parlamentarias.

Anima nuestro fervor patriótico el compromiso asumido, en forma inmediata por el Primer Ministro, con respecto a la República de Artsaj; el respaldo a las Fuerzas Armadas; y la firmeza demostrada ante las nuevas agresiones de Azerbaiyán. Todo ello permite avizorar la continuación de una política externa global equilibrada, en consonancia con una clara conciencia de la realidad geopolítica de Armenia, como así también, respecto de la importancia de sus alianzas estratégicas y el delicado y frágil equilibrio de fuerzas que exige la estabilidad regional. Finalmente, no es menor la expectativa que tales políticas engendran en la prosecución de los logros obtenidos por la diplomacia armenia, tendientes a integrarse a la Unión Económica Eurasiática y suscribir un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

La tarea emprendida en pos del desmantelamiento de la corrupción y del sistema de privilegios, literalmente adueñados de la economía, es el inicio de su saneamiento, restableciendo así, la confianza y esperanza de los ciudadanos, y de todos los armenios del mundo, para un futuro mejor y el fortalecimiento de la República de Armenia.     

Saludamos la firme predisposición del Ministro de la Diáspora para profundizar y ampliar las relaciones con todas las comunidades de la diáspora, respetando sus instituciones y fomentando nuevos programas y proyectos de intercambios e integración. Nuestro encuentro del 5 de junio próximo pasado en Ereván, nos ha inspirado la confianza imprescindible para una cooperación mutua y próspera.  

Nos preocupa, las manifestaciones de grupos minoritarios que inmediatamente después del cambio de autoridades, emprendieron una ofensiva dirigida hacia nuestras instituciones y valores nacionales. Nos referimos en particular a las inusitadas, intolerables y reiteradas denostaciones dirigidas a la Iglesia Apostólica Armenia que como consecuencia lesionan y ponen en cuestionamiento a toda la Institución eclesiástica armenia; la IARA en su carácter de organización coordinadora de las Instituciones Armenias de la República Argentina, considera el deber de expresar el firme y absoluto respaldo hacia nuestra Iglesia Madre, tutora de la fe cristiana del pueblo armenio, y responsable de mantener y sostener bien en alto las creencias y tradiciones religiosas del que fuera el primer Estado en adoptar al cristianismo como religión oficial, en el año 301. Aguardamos de las autoridades de la República de Armenia la firme prevención para impedir la reiteración de semejantes comportamientos de desprestigio, que constituyen gravísima afrenta para toda la Iglesia Armenia.

La comunidad armenia de la República Argentina mantiene su firme compromiso con la República de Armenia, con la República de Artsaj y con una justa resolución de la Causa Armenia, en demanda de reconocimiento y compensación por el Genocidio cometido por el Estado turco entre 1915 y 1923. A cien días de este Nuevo Comienzo en la Madre Patria redoblamos nuestra confianza hacia un futuro prometedor de la República de Armenia.

Comunidad Armenia de la República Argentina

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

19/7/2018

Respuesta al Embajador de Azerbaiyán

A raíz de las opiniones vertidas por Rashad Aslanov, Embajador de la República de Azerbaiyán en Argentina, en el diario Clarín el 9 de julio en la carta "El objetivo de Azerbaiyán es recuperar la integridad territorial", en respuesta a la nota titulada "Artsaj y Azerbaiyán, ¿continuará la guerra?", publicada el 2 de julio en el mismo medio, desde las Instituciones Armenias de la República Argentina (IARA) nos vemos en la obligación de aclarar algunos puntos.

La población de la República de Artsaj (Nagorno Karabaj) siempre se ajustó a derecho y a la legislación vigente. Su proceso de independencia transitó las mismas vías legales que el de la República de Azerbaiyán. Esta última, al proclamarse heredera de la República Democrática de Azerbaiyán de 1918 -que nunca fue formalmente reconocida por la comunidad internacional ni por la Sociedad de las Naciones-, nunca tuvo soberanía oficial sobre Nagorno Karabaj. El proceso de independencia que comenzó en 1987 en la Región Autónoma de Nagorno Karabaj fue respuesta directa a las matanzas y persecuciones por parte del gobierno de la Azerbaiyán soviética.

El 12 de mayo de 1994 la República de Azerbaiyán, la República de Armenia y la República de Nagorno Karabaj firmaron un cese del fuego bajo el auspicio de Rusia, ratificados el 6 de febrero de 1995 bajo el auspicio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Esto constituyó un reconocimiento oficial de Karabaj como una de las partes del conflicto por parte del propio gobierno de Azerbaiyán. Las cifras de la población actual, las cuales intenta "desmentir" el Embajador, carecen de cualquier tipo de fuente oficial, ya que el gobierno de Azerbaiyán no tiene control sobre la región desde hace décadas y, por lo tanto, no pudo realizar un censo para determinar esos datos.

Cabe destacar que Armenia brinda asistencia militar al Ejército de Defensa de Artsaj en su frontera porque de ello depende la supervivencia de la población, la misma que sufrió una limpieza étnica cuando estaba bajo el dominio de la República Socialista Soviética de Azerbaiyán. Armenia no reconoce la independencia de Artsaj porque, de hacerlo, modificaría el estatuto de una de las partes del conflicto, con lo cual se terminaría el proceso de negociaciones.

En ese sentido, al citar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, se oculta al verdadero y único organismo encargado de la resolución del conflicto: el Grupo de Minsk de la OSCE. Cabe recordar que la posición oficial de Argentina es de apoyo al "proceso político del Grupo Minsk, aceptado por Armenia y Azerbaiyán", según el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Hechas las aclaraciones históricas, recordamos que hay tres periodistas del diario Clarín en la lista negra del gobierno de Azerbaiyán. A ellos se les prohíbe la entrada a Azerbaiyán por haber visitado la República de Artsaj para ejercer su trabajo de informar sobre la situación en la región. El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, amenaza periódicamente con reiniciar la guerra contra Artsaj y Armenia mientras mantiene desde hace décadas una política estatal de racismo y xenofobia contra los armenios, sostenida mediante persecución y hostigamiento a opositores, activistas y periodistas.

 

Frente a este panorama, hacemos un llamado a los medios de comunicación argentinos a que evalúen en profundidad la decisión de publicar cada una de las cartas de respuesta de la Embajada azerbaiyana. Entendemos la lógica democrática del derecho a réplica, pero también creemos en el rol social que cumplen los medios de nuestro país y en su rigurosidad periodística en términos informativos. Es por eso que pedimos a los editores responsables que consideren si cada publicación o nota sobre Artsaj tiene que venir acompañada de una "carta de respuesta" de una de las partes del conflicto que representa a un gobierno autoritario, negacionista del Genocidio Armenio y diametralmente opuesto a cualquier concepción de la libertad de prensa.

 

 

Comunidad Armenia de la República Argentina

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

24/4/2018

Comunicado de IARA por el 103º aniversario del Genocidio Armenio
 

Este 24 de Abril se cumple un nuevo aniversario del Genocidio Armenio perpetrado por el gobierno del imperio turco otomano contra la población armenia según un plan de exterminio sistemático a partir de 1915. Durante ese proceso, que fue declarado como crimen contra la humanidad por las potencias aliadas, fueron asesinados un millón y medio de armenios, considerados desde 2015 como Santos Mártires de la Iglesia Armenia. Se trata de uno de los crímenes más aberrantes de la historia del que también fueron víctimas los pueblos griego y asirio. Los 103 años de impunidad transcurridos son una herida abierta para los descendientes de los sobrevivientes así como para la humanidad entera. A pesar de las abundantes e indiscutibles pruebas y evidencias existentes, su principal responsable, el Estado turco, desde entonces viene manteniendo una persistente posición negacionista, la última y actual fase de su política genocida.
 
Decenas de países han reconocido oficialmente el Genocidio Armenio, tales como Alemania, Argentina, Austria. Bélgica, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, Chipre, Eslovaquia, Francia, Grecia, Italia, Líbano, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Paraguay, Polonia, República Checa, Rusia, Siria, Suecia, Suiza, Uruguay y Venezuela. Corresponde recordarlos y valorarlos porque han privilegiado la justicia y la verdad histórica sobre otros intereses.
 
El Papa Francisco ha tenido un rol muy activo y solidario de acompañamiento a la comunidad armenia del mundo en su reclamo de reparación del genocidio. Entre sus loables gestos se destaca la realización de la misa del 24 de abril de 2015 en la Basílica de San Pedro, en memoria de las víctimas del Genocidio Armenio así como su presencia en el Memorial del Genocidio Armenio “Dzidzernagapert” en Ereván, durante su visita a Armenia en 2016, con palabras muy valientes en ambos casos. El fuerte compromiso y la sensibilidad del Papa respecto de este tema no son casuales. Como Arzobispo de Buenos Aires acompañó las recordaciones del Genocidio Armenio, entablando con nuestra comunidad una relación fraternal que nos llena de orgullo y agradecimiento.
 
La República Argentina es el único país en el mundo donde el Genocidio Armenio es reconocido a nivel de los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. En 1987 el Presidente Raúl Alfonsín lo hizo públicamente durante una cena en su honor organizada por las instituciones de la comunidad armenia. Asimismo,  la ley 26.199 votada en 2006 y promulgada por el Presidente Néstor Kirchner el 11 de enero de 2007 declaró el 24 de abril "Día de Acción por la Tolerancia y Respeto entre los Pueblos" en conmemoración del Genocidio Armenio. Finalmente, el 1º de abril de 2011 la Justicia Argentina declaró en "sentencia definitiva" que el Estado de Turquía cometió "el delito de genocidio contra el pueblo armenio".
 
En 2014, en ocasión de la visita oficial del entonces Presidente de la República de Armenia, Serge Sarkisian, el Presidente Mauricio Macri, en ese momento Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, inauguró el predio donde se edificará un museo de la memoria del Genocidio Armenio.
 
Desde el regreso de la democracia, el Estado argentino mantiene en materia de Derechos Humanos una política ejemplar, y siempre ha estado a la vanguardia en lo que respecta al reconocimiento del Genocidio Armenio. La comunidad armenia tiene la expectativa de que el Estado argentino se mantenga firme en sus convicciones y sea un modelo a seguir por el resto de los países del mundo. De ese modo, Turquía quedará más aislada en su política negacionista, no teniendo otra  alternativa que aceptar esta página oscura de su historia, asumir sus responsabilidades y afrontar las reparaciones pertinentes.
  
Esta firme reivindicación de la memoria de nuestros mártires, inclaudicable y pacífica, no la realizamos desde la victimización ni con un ánimo revanchista, sino en reclamo de verdad, memoria y justicia, pilares indispensables sobre los cuales se puede construir un futuro de armonía entre Armenia y Turquía, dos países vecinos cuyos pueblos han convivido por siglos, pero también para que nunca más haya genocidios.
 
La no condena, la banalización, el olvido y la impunidad de estos terribles crímenes de lesa humanidad sientan un pésimo precedente para el mundo. Es una dolorosa lección que el Genocidio Armenio nos ha enseñado. La lucha por el reconocimiento y la reparación es un compromiso muy valioso que la comunidad armenia mantiene y la trasciende, alentando el involucramiento de todos.

 

 

IARA

Instituciones Armenias de la República Argentina

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

25/2/2018

Comunicado de IARA: Satisfacción por el reconocimiento del Genocidio Armenio por parte del Parlamento de los Países Bajos

Las Instituciones Armenias de la República Argentina (IARA) hacemos pública nuestra satisfacción por la resolución de reconocimiento del Genocidio Armenio emitida por el Parlamento de los Países Bajos la semana pasada.

 

Reafirmando el compromiso con la verdad histórica que ya había asumido en el año 2004, la Cámara Baja de esa legislatura además exhortó al canciller neerlandés a participar de la conmemoración del genocidio en la República de Armenia.

 

Esta resolución se inserta en una larga lista de declaraciones estatales que dan bases a los reclamos dirigidos al Estado turco, que niega el genocidio de 1.500.000 armenios entre 1915 y 1923.

 

La República Argentina reconoció el Genocidio Armenio mediante la Ley Nº 26.199 y, en el marco de los "Juicios por la Verdad", declaró la responsabilidad del Estado turco por sentencia judicial. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires cedió un terreno para la construcción del Museo del Genocidio Armenio, que es un proyecto en marcha.

 

El reconocimiento holandés integra ahora el reclamo de reconocimiento y reparación dirigido a Turquía, exigencia fijada por la República de Armenia y su Diáspora en la Declaración Pan-Armenia por el Centenario del Genocidio Armenio de 1915.

IARA

Instituciones Armenias de la República Argentina

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

16/2/2018

Comunicado de IARA ante la negativa del Estado israelí de reconocer el Genocidio Armenio

Las Instituciones Armenias de la República Argentina (IARA) hacemos pública nuestra preocupación ante la nueva negativa del Estado israelí de reconocer el Genocidio Armenio.

 

Mientras cada vez son más los académicos, intelectuales, personalidades políticas y organizaciones de la sociedad civil israelí que reconocen el Genocidio Armenio, el gobierno de Israel, a través de su viceministro de Relaciones Exteriores, Tzipi Hotovely, argumenta oficialmente que no reconoce este crimen de lesa humanidad “por su complejidad y repercusiones diplomáticas, y porque tiene una clara conexión política”.

 

Conformada por descendientes directos de las víctimas del Genocidio Armenio perpetrado por las autoridades del Imperio Otomano, las instituciones de la comunidad armenia de la República Argentina expresamos nuestro rechazo a la decisión y nuestra preocupación ante la persistente falta de condena por parte del Estado israelí.

 

Al mismo tiempo, agradecemos al diputado Yair Lapid del partido Yesh Atid, quien presentó un proyecto de ley para el reconocimiento del Genocidio Armenio por parte de parlamento israelí y a aquellos que acompañaron su iniciativa, que finalmente fue rechazada.

IARA

Instituciones Armenias de la República Argentina

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

10/11/2017

Carta abierta de la comunidad armenia de Argentina a los miembros de la Asamblea Nacional de la República de Armenia en apoyo al proyecto de ley contra la violencia doméstica

Nosotros, representantes de las Instituciones Armenias de la República Argentina, seguimos con gran interés el reciente debate surgido en diversos ámbitos de la República de Armenia con relación al proyecto de ley que penaliza la violencia doméstica. Un debate que sin dudas refleja la evolución de Armenia como república democrática, al plasmar en la normativa del país una realidad común a numerosos países, pero que al decidir penalizarla demuestra la madurez de nuestra nación.
 
Como armenios de la Diáspora que habitamos en la República Argentina, es nuestro deseo que el Parlamento armenio apruebe dicho proyecto de ley, permitiendo que la mujer armenia, protagonista vital de la sociedad local, pueda tener una vida sin temor a la violencia y al trato injusto, para que la violencia contra las mujeres sea erradicada de la sociedad armenia y la igualdad de género se transforme en una realidad y un paso adelante hacia los derechos de la mujer.
 
Agradecemos su tiempo y su dedicación a este tema tan trascendental, no sólo para los habitantes de la República de Armenia, sino también para los armenios de todo el mundo. Con sinceros deseos de su apoyo incondicional para que la Asamblea Nacional apruebe el proyecto de ley que penaliza la violencia doméstica,

 
Comunidad Armenia de la República Argentina

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

4/8/2017

Preocupante prohibición de la expresión “Genocidio Armenio” en Turquía


La comunidad armenia de la República Argentina manifiesta su profunda preocupación y rechazo a la decisión de la Asamblea Nacional de Turquía de prohibir el uso de la expresión  “Genocidio Armenio” en el recinto parlamentario. La iniciativa presentada por el partido  gobernante Justicia y Desarrollo (AKP) fue aprobada con el apoyo de bloques aliados.

La ley contempla un castigo para aquellos legisladores que “insulten la historia y el pasado común del pueblo turco” al usar la expresión “Genocidio Armenio” para referirse a “los acontecimientos de 1915″. La prohibición abarca también a los términos “Kurdistán” y “provincias kurdas”.

Se trata de un antecedente gravísimo que profundiza dos rasgos temibles del gobierno turco. Por un lado, el negacionismo, una política de Estado que Turquía viene manteniendo sistemáticamente acerca del Genocidio Armenio. Este crimen de lesa humanidad que provocó un millón y medio de víctimas aún no ha sido debidamente reconocido ni reparado por sus autores, a pesar de la amplia documentación probatoria existente y que un número creciente de países ya lo han reconocido en solidaridad con el pueblo armenio, dejando al Estado turco cada vez más aislado en su negación de este oscuro episodio histórico de la humanidad, que lo tiene como autor y responsable.

Por otra parte, la sanción de esta ley agrava el sesgo autoritario del actual gobierno turco, ya que coarta la libertad de expresión nada menos que en un ámbito institucional y deliberativo como el parlamento. Esto viene a sumarse a las fuertes restricciones ya existentes para las masas populares, que reiteradamente han sufrido el bloqueo de redes sociales y páginas de internet de uso masivo, entre otras medidas despóticas.

Este tipo de accionar, que forma parte de una conducta metódica del régimen del presidente Recep Tayyip Erdogan, se acentuó tras el fallido intento de golpe de Estado de hace un año, que si bien sus circunstancias no han sido  totalmente esclarecidas, le sirvió al gobierno para exacerbar la persecución a políticos y periodistas disidentes, varios de los cuales fueron encarcelados.

La decisión del parlamento además configura un panorama seriamente preocupante para las minorías de la región; entre ellas, los armenios. La normativa adoptada para regular las intervenciones en el parlamento, también quita beneficios a quienes “se abstengan de prestar juramento”, “utilicen términos contrarios a la integridad indivisible del Estado con su territorio y nación”, y prohíbe llevar carteles o pancartas. Es evidente que la decisión  está dirigida particularmente contra el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), una agrupación opositora de centroizquierda que acompaña las reivindicaciones de las minorías en Turquía, entre cuyos miembros se encuentra el diputado de origen armenio Garo Paylan, quien ya ha sufrido la censura e incluso agresiones físicas en la Asamblea Nacional por hablar del Genocidio Armenio.

Ante esta nueva grave medida adoptada en Turquía que va en contra de la verdad y la justicia para un millón y medio de víctimas y que afecta la libertad de expresión, manifestamos nuestra enérgica condena y llamamos a todos los espacios del arco político argentino a acompañar nuestro repudio.

 

IARA
Instituciones Armenias de la República Argentina
4 de agosto de 2017
Buenos Aires, Argentina

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

30/1/2017

La comunidad armenia de Argentina rechaza la visita del canciller de Turquía


La comunidad armenia de Argentina, que llegó a Sudamérica en calidad de refugiados y sobrevivientes del genocidio perpetrado por el Estado turco entre 1915 y 1923, rechazamos y repudiamos la visita del Canciller de Turquía, Mevlüt Çavuşoğlu, a Argentina.

No solo Çavuşoğlu es el representante del Estado perpetrador del crimen de lesa humanidad, sino que su figura constituye el brazo ejecutor de la política negacionista que históricamente adoptó Turquía: como Canciller, Çavuşoğlu dedicó su trabajo a intimidar a cualquiera que reconozca o siquiera nombre el Genocidio Armenio: cabe recordar los casos de Rusia, el Parlamento Europeo y el Vaticano en 1915 y Alemania y Estados Unidos en 2016.

En distintas ocasiones, Çavuşoğlu repite que cualquier pronunciamiento sobre el asunto que no venga de las partes (Armenia-Turquía) perjudica la reconciliación entre ambos pueblos. Sin embargo, solo critican las declaraciones que no son “favorables” a Turquía, ya que no emiten comunicados cuando el presidente negacionista de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, habla de las “mentiras armenias”, por ejemplo.

Otro patrón del doble discurso y las mentiras del Canciller Çavuşoğlu se ve en lo que ellos llaman “memoria justa”, concepto muy similar a la tristemente célebre “teoría de los dos demonios” argentina, cuando se apela a “los sufrimientos de todas las partes” como una nueva etapa del negacionismo. Esto implica que los armenios y los turcos eran dos partes diferentes en un conflicto, y no constituía una relación Estado-ciudadanos. Çavuşoğlu llegó a decir que el Papa Francisco “discriminó entre los sufrimientos” cuando habló del Genocidio Armenio.

Consideramos que su trabajo como Canciller consiste únicamente en exportar el modelo de censura a la libertad de expresión que mantiene el régimen del Presidente turco Recep Tayyip Erdogan contra su propio pueblo. Esto se ve evidenciado en las tantas ocasiones en que la diplomacia turca hizo lobby para bloquear las resoluciones de solidaridad con el pueblo armenio a lo largo de toda la región de Sudamérica.

En este sentido, nos preguntamos: ¿A qué vino el Canciller de Turquía? ¿Con quién se va a reunir? ¿Con qué objetivos?. Hacemos un llamado a las autoridades de los países que lo recibirán a que consideren estos antecedentes de la diplomacia turca y, a su vez, los precedentes nacionales, que demuestran el firme compromiso de nuestros países con la verdad histórica del Genocidio Armenio.

La Ley 13.326 de Uruguay y la Ley 26.199 de Argentina, así como también la resolución 550/2015 del Senado Federal de Brasil son pilares de la política de Derechos Humanos en nuestra región, y conforman un estándar irrenunciable. En ese marco, exhortamos a las autoridades responsables de la política exterior de nuestros países a evitar la adhesión a cualquiera de las múltiples manifestaciones del negacionismo y totalitarismo del Estado turco.

Comunidad armenia de Argentina